“Me preocupo por ti”

Aunque, puedo preocuparme por ti, o puedo ocuparme de ti.

Si creo que necesitas atención, cariño, un abrazo, una llamada, una invitación, un hombro, lo que sea, puedo ofrecértelo, hacerte saber que estoy ahí para ti, y, por supuesto, lo mejor de todo, preguntarte:
¿Puedo hacer algo por ti?

Cuando me preocupo por ti genero una ansiedad en mi que va creciendo, que me dice que algo terrible va a ocurrir, y que tengo que estar pendiente de cada pequeño detalle, porque es la única manera de cuidar y proteger a esa otra persona a la que quiero.

No lo conseguiré.

Preocupándome no cuidaré mejor de otra persona, sólo dispararé mi angustia, y puede que la de la otra persona.
Al darle un mensaje, cuando no convencerla, de que algo terrible va a ocurrir y que tiene que estar “vigilando su espalda” para que no pase.

Se que, hasta cierto punto, suena bien eso de “me preocupo por ti”, pero no hace falta.
No necesito preocuparme ni preocupar a otra persona para cuidar de ella, para mimarla, para atenderla, para estar ahí para ella.

Es suficiente con decir:
“Estoy aquí para ti, si necesitas algo, pídemelo, si está en mi mano, estaré encantada de hacerlo por ti”.

No generemos falsas expectativas, no todo está a nuestro alcance, pero nuestra voluntad sin duda lo está.

Podemos elegir estar ahí para otra persona, sin tener que hacernos responsables de sus necesidades.
Necesidades que, por otra parte, es posible que esa persona ni si quiera tenga.

Cada uno somos responsables de nosotros mismos, y esa responsabilidad conlleva, entre otras cosas, pedir lo que necesitamos, cuidar de nosotros mismos, rodearnos de personas que nos quieran y saber con quién podemos contar, en quién podemos confiar.

Una persona que te dice: “Estoy aquí para ti”, te quiere y respeta tu individualidad y tu responsabilidad, esa persona te apoyará y respetará, no necesitará “preocuparse por ti”.

Acerca de Cristina

Psicóloga Colegiada Torrejón de Ardoz
Esta entrada fue publicada en Familia, Mujeres, Pareja, Sabías que... y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.