Hacerse Adulto/a…

Pasa por hacerse responsable de uno/a mismo/a.

Esto quiere decir, que nos tenemos que hacer cargo de nuestras necesidades, de nuestras emociones, de lo que queremos, de nuestra salud física y mental.
Sin esperar que otra/s persona/s lo hagan por nosotros/as.

Os parecerá algo de perogrullo, pero no en pocas ocasiones esperamos que los demás tomen sus decisiones teniéndonos a nosotros/as en cuenta antes que a sí mismos/as.
Qué hacen o qué nos dicen depende de sus propias necesidades y deseos, no de nosotros/as.
Nos enfadamos porque pensamos que “no nos tienen en cuenta”, pero lo cierto es que somos nosotros/as mismos/as los que no nos estamos teniendo en cuenta.
¿Y nos enfadamos porque ellos/as no lo hagan?

Un Adulto/a parte de la base de que si el/la otro/a necesita o quiere algo, lo pedirá, del mismo modo que, si no quiere o no necesita algo, lo dirá también y actuará en consecuencia. (Como podéis imaginar, esto es de vital importancia en las relaciones de pareja).

Pero lo cierto es que, a veces, incluso seguimos culpando a nuestros padres y madres por cómo somos a día de hoy, por lo que hemos vivido, porque “nos ha faltado cariño” o nos han sobreprotegido.

Aunque pueda estar en la base de cómo llegamos a ser quienes somos, sólo se tratará de una explicación del origen, pero no del mantenimiento.
Y por qué somos comos somos a día de hoy, y más aún, cómo cambiar cómo somos, pasa por hacernos responsables de nosotros/as mismos/as:

“Aceptar las cosas que no van a cambiar, cambiar las cosas que deseamos y podemos cambiar, y hacer un ejercicio de honestidad, comprensión e introspección para que seamos capaces de ver la diferencia”.

Acerca de Cristina

Psicóloga Colegiada Torrejón de Ardoz
Esta entrada fue publicada en Pareja, Psicología, Sabías que... y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.