¿Cuándo acudir al psicólogo?

Todos, en algún momento de nuestra vida, necesitamos ayuda.

Para afrontar situaciones especialmente difíciles, pérdidas importantes (de una persona querida, de nuestro trabajo, de nuestra salud por una enfermedad,…), que hayan ocurrido recientemente o bien en nuestro pasado, que aún a día de hoy nos generan un malestar significativo, que podemos identificar como hemos traumáticos y que nos generan incredulidad: “No me puedo creer que esto haya ocurrido”, “no me puedo creer que me sintiera y me sienta así a día de hoy”, “no me puedo creer que esa persona actuara de ese modo”, etc.

Problemas que no sabemos cómo manejar, decisiones que no nos vemos capaces de tomar, preocupaciones y miedos que afectan a nuestra vida diaria (a nuestro estado de ánimo, a nuestro sueño, a nuestro apetito, a nuestras relaciones, a nuestro desempeño en el trabajo,…).

¿Quieres cambiar y no sabes cómo? ¿Crees que lo has intentado todo y nada funciona? ¿Sientes un profundo malestar pero no sabes qué te ocurre ni de dónde viene? ¿Quieres sentirte mejor, más alegre y positivo, más relajado, más activo,…?

Como Psicóloga, desde la confidencialidad, la aceptación, el respeto y el apoyo, trabajaremos juntos sobre esas preguntas.

Conseguir nuestros objetivos, ampliar nuestras opciones, desarrollar nuestras capacidades y conocernos mejor a nosotros mismos, aprender nuevas estrategias, sacar lo mejor de nosotros mismos, todo esto es posible si trabajas en ello con la ayuda que la Psicología puede brindarte.

“Deja de sufrir, comienza a vivir” – Russ Harris

Psicóloga Colegiada