¿Qué hacer cuando queremos cambiar?

Primero y ante todo, comienza con un amor y compresión infinitos hacia ti mismo/a, más adelante veras por qué.

Empieza a colocar las piezas. Me explico: Haz que la situación y el momento sean propicios, en la medida de lo posible, claro.

Se realista, si verdaderamente el momento o la situación, o ambos, no son propicios, y no puedes hacer nada para cambiarlos, espera, no te tortures, no tiene sentido. Recuerda, amor y comprensión, también respeto hacia uno/a mismo/a.

Se honesto/a contigo mismo/a, si realmente no quieres cambiar, no lo hagas, como decía Brad Pitt en “El curioso caso de Benjamin Button”, cambia o no lo hagas, no hay normas al respecto. Pero, por favor, no te tortures por no cambiar, recuerda que estás en tu derecho, puede que los demás lo entiendan o puede que no, puede que tú lo entiendas o puede que no pero, en cualquier caso, es tu derecho y tu privilegio hacer lo que te de la gana con tu vida, a veces parece que se nos olvida algo tan básico, pero el libre albedrío sigue ahí.

Ahora bien, si tu vida no te gusta, ten la valentía de cambiarla, mínimo, encontrarás otra opción que tampoco te guste, y estarás más cerca de encontrar la que si lo haga. Y como tal vez hayas leído ya en otra entrada el valor no es la ausencia de miedo.

Cada uno/a seguimos nuestra propia curva de aprendizaje, eso significa que lo de los 21 días es una media, cada uno va a su ritmo, hay gente que necesita más tiempo, gente que necesita menos pero, en cualquier caso, créeme, es infinitamente más productivo que centres tus energías en disfrutar que en cambiar o en convertir algo en un hábito. Si disfrutas, acabará ocurriendo por sí mismo, cuando haya llegado el momento (en este caso, cuando tengas la práctica suficiente como para haber producido un cambio en tus neuronas que respalde con su nueva estructura y conexiones tu comportamiento).

Repítete a ti mismo/a por qué quieres cambiar y para qué, tenlo en la nevera, en tu cartera, en tu agenda, en la pantalla de tu ordenador, porque eso te ayudará a emprender la acciones que te encaminen realmente a tu objetivo, sea el que sea.

Cero excusas: píllate a ti mismo/a, si tu argumento es una excusa y no una razón de peso, es decisión tuya seguirla, por supuesto, pero al menos, ten conciencia de lo que haces.

Se tu propio/a guía, en muchos casos, compartir tus propósitos de cambio con los demás no te ayudará, sino que más bien puede que te exponga a los consejos y las críticas (puede que bien intencionadas o no) de los demás, y te generará, mínimo, confusión.

Acerca de Cristina

Psicóloga Colegiada Torrejón de Ardoz
Esta entrada fue publicada en Psicología, Sabías que... y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Qué hacer cuando queremos cambiar?

  1. Pingback: Cambiar de Vida | Psicólogo Torrejón de Ardoz

Los comentarios están cerrados.