Empezar de nuevo, empezar de cero

¡Que miedo! ¿No?

Dejar lo que conoces, salir de tu zona de confort, dejar a tus amigos/as, a tu familia, tu casa, tu ciudad, tu trabajo, tu profesión incluso…

Pufff
¡Terror!

Peor aún…
Enfrentarte a situaciones que no has vivido nunca y para las que “no estás preparado/a”, para las que puede que no tengas “recursos” ni “mapa” ni brújula, y de las que tal vez no sepas cómo salir o cómo afrontar.

¿Es que se ha adelantado Halloween este año?

Amigos y amigas mías, os voy a hacer una revelación…

“¡Esa es la VIDA!”

¿Sabéis qué certezas podéis tener sobre la vida?

  • Todo cambia y cambiará, me guste o no.
  • Yo cambiaré, habrá momentos en los que no me reconoceré en el espejo y que sentiré que todo se me ha puesto “patas arriba”, y puede que, de hecho, sea lo que ha pasado.
  • Las personas a las que creía conocer “perfectamente” me sorprenderán, incluso después de años y años.
  • Empezaré de nuevo, una vez, dos, tres, cuatro… quince.
  • Me “cagaré de miedo”, una vez, dos, tres, cuatro… cincuenta.
  • Tendré ganas de llorar y de reír a la vez.
    Si, como “los/as locos/as”.
  • Me sentiré inseguro/a, me sentiré desprotegido/a, incómodo/a, confundido/a, triste, angustiado/a,… Al menos, en algún momento.
  • Me sentiré seguro/a, protegido/a, cómodo/a, feliz, alegre, relajado/a,… Al menos, en algún momento.
  • Me “estrellaré” y “fracasaré” (si eso existe), una vez, dos, tres, cuatro… quinientas.
  • Seré “feliz” y “tendré éxito”, una vez, dos, tres, cuatro… ¡ojalá millones!
  • Tendré un “día de mierda” y no sabré por qué.
  • Tendré un “día pletórico” y tampoco sabré por qué.
  • Sentiré que todo se derrumba bajo mis pies.
  • Sentiré que todo tiene sentido, que la vida tiene un propósito, y que también lo tiene que yo esté en ella.
  • Me sentiré perdido/a y, como por arte de magia, me reencontraré, y del mismo modo, me volveré a perder.
  • No sabré qué hacer.
  • Sabré qué hacer.
  • No entenderé lo que pienso.
  • Entenderé lo que pienso.
  • Amaré y odiaré. Odiaré y amaré.
  • Y la última certeza de todas… Moriré, algún día.

Esta vida puede ser “un regalo” o la “mayor putada (perdón) que te ha pasado”.
Pero lo que es seguro es que no va a dejar de ser como es: impredecible.

No se vosotros/as, yo espero empezar de nuevo, empezar de cero, varias veces en mi vida, porque es una oportunidad, la oportunidad de cambiar, de vivir.
Yo espero lo inesperado, lo caótico y lo lleno de sentido, espero maravillarme de mi misma y del universo, cada día, espero “meter la pata” hasta el fondo y también acertar,…

Espero vivir, aunque esté “cagada de miedo”, sobre todo cuando estoy “cagada de miedo”.

Acerca de Cristina

Psicóloga Colegiada Torrejón de Ardoz
Esta entrada fue publicada en Psicología, Sabías que... y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.